El Mouse a pasos de la jubilación :O

Los días están contados para nuestro amigo Mouse. No para Mickey Mouse, sino para el “pequeño ratón”, que nos ayuda a simplificar las formas de interconectividad al momento de usar una computadora y buscar la información necesaria por la red.

Hace unos días el Mouse cumplió 40 años, todo un hito para las industrias tecnológicas, ya que ha sido una de las herramientas más vendidas por los fabricantes de ratones y teclados en todo el mundo, con ventas aproximadas de 500 millones de ratones en los últimos 20 años.

Aunque estas cifras parecen alentadoras, el Mouse está desahuciado. Se pronostica que de aquí a unos cinco años más desaparecerá por completo y los llamados a ocupar su puesto son los sistemas que incluyen pantallas táctiles y aquellas que funcionan por medio del reconocimiento facial.

La tecnología avanza a pasos agigantados. Hoy ya se está pensando en conectar la computadora con el pensamiento humano. ¿Cómo es eso? Fácil -para los creadores- con solo un auricular el usuario podrá controlar el ordenador con el pensamiento. Se trata de utilizar el poder de la computación para realizar cosas inteligentes.

La muerte del Mouse es una visión compartida por cientos de expertos a lo largo del mundo. Es que ya no es tan imprescindible. Hoy existen sistemas de entretenimiento que en vez de usar un control remoto, sólo es necesario levantar la mano para que el movimiento sea reconocido por el ordenador y haga lo que uno quiera.

Los días felices del Mouse

El Mouse nació en 1968, con el objetivo de ser un dispositivo de operación manual para rastrear información en una computadora. Aunque en algunas entrevistas su creador Douglas Engelbart no recuerda muy bien por qué lleva ese nombre, producto de sus 84 años, todos saben que es por su diseño parecido a un ratón.

Este genial invento fue creado por Engelbart y Bill English mientras estudiaban en la Universidad de Stanford, California. Patentado bajo el nombre de “Indicador x-y para sistema de pantalla”, fue lanzado por primera vez en 1981, cuando se presentó la primera computadora con ratón: La Xerox Star 8010. Este Mouse era cuadrado, de madera y metal, cuestión que con el tiempo se fue adaptando a las comodidades de los usuarios.

Antes que el pequeño ratón llegará a facilitar la vida de muchos, interactuar con una computadora requería de conocimientos avanzados.

La existencia de este mecanismo manual es un compañero habitual para todos aquellos que ocupan permanentemente un ordenador, sin embargo la amistad no dura para siempre. En una entrevista con la BBC, Douglas Engelbart  reconoció que el Mouse  estaba a punto de jubilarse. ” El Mouse desaparecerá porque no lo necesitaremos. Ahora existe la pantalla táctil y el reconocimiento de voz y, en un futuro no muy lejano, sólo se utilizarán los movimientos faciales. Con los ojos y hasta con la nariz podrá detectar lo que queremos hacer”.

Para todos los nostálgicos, que a lo mejor sufren con esta noticia existe un consuelo. Por lo menos al teclado le quedan muchos años más de existencia, pues es el único aparato capaz de introducir texto al ordenador y que por el momento no tiene ningún sustituto.

Por: Pía Toro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: